La piedra es el Ego

piedra

Muchos de nosotros conocemos la frase “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra” y desde pequeño siempre me causó mucha curiosidad su significado y el por qué somos tan torpes de caer una y otra vez con lo mismo.

¿Qué tiene de especial esa piedra?. ¿De quién es esa piedra?.  ¿Quién puso esa piedra en el camino?. Todas estas preguntas tienen una misma respuesta y hasta que somos conscientes de ella pueden pasar décadas y la piedra seguirá causándonos caídas una y otra vez.

El camino simboliza la vida, la piedra las lecciones que deberás aprender porque hacen parte de tu destino y tu representas dos cosas: la personalidad y la consciencia (Ser). Al ir caminando y tropezar varias veces con el mismo obstáculo deberás hacerte una pregunta: ¿Qué me está queriendo decir la vida con esto? Si esa piedra no te deja avanzar en el camino posiblemente sea un llamado a que des un salto de nivel de consciencia porque el Ser (es decir tu voz interna) te está diciendo “es hora de que cambies de punto de vista”, pero no siempre nos enteramos del mensaje.

Nos han enseñado a que debe haber un culpable (ajeno a nosotros) y probablemente sea quien puso la piedra. El juzgar, culpar y ser verdugo de quienes nos rodean es tan fácil que siempre optamos por esa opción. Hace un tiempo hice una publicación sobre los filtros que empleamos para ver la realidad y tiene mucha concordancia con este tema. Te invito a que visites ese post también aquí Filtros

Quien siempre juzga usa el filtro del juicio. Quien siempre señala usa el filtro de la culpa. ¿Qué filtro estás usando tu para relacionarte con los demás?

Filtros más usados:

  • Soberbia
  • Venganza
  • Justicia
  • Culpa
  • Resentimiento
  • Razón
  • Bien y mal
  • Lucha

Filtros poco usados:

  • Neutralidad
  • Respeto
  • Agradecimiento
  • Aceptación
  • Comprensión
  • Valoración
  • Amor

Siempre tendrás varias opciones para decidir qué hacer con la piedra en tu camino.

  1. Rodearla
  2. Lanzarla a tu próximo (aunque luego regrese a ti)
  3. Saltarla
  4. Tropezar con ella
  5. Cargarla y llevarla toda tu vida en la espalda culpando a quien tienes al lado.
  6. Aceptarla, cogerla, comprenderla, aprender de ella, desintegrarla y agradecer por encontrártela.

A mi consulta siempre vienen personas con piedras en su camino, pero que no son conscientes de ellas porque creen que la piedra le pertenece a otro y no a ellos. Esa piedra es el Ego. Su Ego, mi Ego, tu Ego.

Lee la siguiente historia.

PARABOLA

Una antigua parábola cuenta que cierto rey colocó intencionalmente una gran piedra en uno de los caminos más transitados de su reino. Luego se escondió con sus siervos para observar las reacciones de los transeúntes.

Primero pasaron unos pueblerinos. En lugar de quitar la piedra, simplemente la rodearon y siguieron adelante. Luego pasaron unos mercaderes, con sus carretas repletas de mercancía. Después de criticar al rey por no limpiar las vías, siguieron su ruta. Otros transeúntes pasaron más tarde, pero ninguno hizo el intento de mover la piedra. Entonces se acercó un campesino con una carga de hortalizas sobre la espalda. Observó la piedra y, después de colocar el saco de hortalizas en el suelo, la empujó con todas sus fuerzas hasta quitarla del camino.

Ya se retiraba cuando notó una bolsita justo donde estaba la gran piedra. Cuando la abrió, encontró que contenía varias monedas de oro y una nota que decía: “Estas monedas son para la persona que se tome la molestia de mover la piedra del camino. Firmado: El rey”.

¿Cuántas veces habremos dejado abandonadas esas monedas de oro en nuestra vida por hacerle caso a la voz de nuestro Ego?

El oro en la parábola simboliza la armonía, la abundancia, la plenitud, el equilibrio. ¿En verdad crees que rodeando la piedra y mirando hacia otro lado estarás en armonía? Si no tienes la actitud del campesino y haces frente a los obstáculos del camino estarás retrasando tu crecimiento con lo cual, no es bueno o malo, es solo una decisión más en tu vida. En eso consiste el libre albedrío, en cometer errores y aciertos.

Piensa qué tan armonica es tu vida. Si tienes a personas de tu entorno que no puedes soportar, que no las aguantas, que no las comprendes, que no las toleras, que son tóxicas para ti, PREGUNTATE: ¿cabe la posibilidad de que esa persona sea una de mis piedras en el camino? A lo mejor debajo de esa piedra esta esperando por ti la moneda del equilibrio, de la abundancia, de la amistad o del amor.

Doy gracias a todas las personas que confían en mi como entrenador (LifeCoach)  para facilitarles información sobre cómo poder aprender sobre esas piedras. No solo aprendo de mi piedras, también de las vuestras. En los últimos años he aprendido mucho de quienes han venido a mi consulta. Me han ayudado a crecer y a ser más consciente de mis piedras, valorarlas, agradecerlas y respetarlas.

Les deseo un nuevo año lleno de errores y aciertos, de más Consciencia y de menos Ego, de nuevos filtros y que aprendamos a escuchar mejor nuestra voz interna, la voz de nuestro Ser.

Héctor Puche